Si eres un amante de los postres, la receta que hoy te mostrar te va a encantar. La tarta de queso con fresas es un postre que nadie puede rechazar. Sobretodo en la temporada de fresas. Es un postre riquísimo, además es un plato muy vistoso con el que conquistar a tus invitados.

Ingredientes para la Tarta de Queso con Fresas:

Para la base de galleta:

  • 12 galletas 
  • 75 gr de mantequilla
  • Una cucharadita de esencia sabor vainilla

Para el resto de la tarta:

  • 500 ml de nata para montar
  • Una tarrina de crema de queso
  • Cinco hojas de gelatina
  • 50 gr de azúcar
  • 125 ml de leche
  • Un kilo de fresas o fresones (según preferencias)

tarta de queso con fresas

Preparación:

  1. Vamos a comenzar con la base de la tarta.
  2. Empezamos machacando las galletas y derritiendo un poco la mantequilla. Después mezclamos las galletas trituradas, la mantequilla derretida y la cucharadita de esencia de vainilla.
  3. Una vez que lo juntemos todo bien, cogemos la mezcla la colocamos en el fondo del molde en el que vamos a preparar la tarta. Intentamos no aplastar demasiado la mezcla, ya que sino luego será muy difícil desmoldar la tarta.
  4. Y metemos al molde al frigorífico durante media hora.
  5. Después, seguimos con el resto de la tarta.
  6. Ponemos en una cacerola la crema de queso y la leche. Y lo ponemos a fuego lento, que se vaya derritiendo.
  7. Mientras, ponemos a remojo las hojas de gelatina. En agua fría durante 4 minutos.
  8. Cuando la gelatina esté bien hidratada y el queso fundido, juntamos la gelatina con lo de la cacerola. Y lo mezclamos todo.
  9. En otro bol aparte, montamos la nata y le añadimos el azúcar.
  10.  Una vez que la nata ya esté montada, le añadimos la gelatina, el queso y la leche.
  11. Mientras lo mezclamos, no olvidar hacer movimiento envolventes para que la nata montada no se baje.
  12. Cuando ya tengamos todo bien mezclado, sacamos el molde con la base de la nevera.
  13. Seguidamente cortamos la fresas o fresones en trozos. Esto depende de las preferencias de cada uno. Hay quienes le gustan los trozos muy pequeños, pero hay otros quien prefieren trozos más grandes. Aunque nosotros recomendamos que cortéis de los dos tamaños (trocitos más pequeños para la capa intermedia y trozos más grandes para la capa superior).
  14. Y ya hemos llegado al punto de tenerlo todo preparado y solo queda montar la tarta.
  15. Cogemos el molde con la base y le ponemos una capa de la mezcla de queso. Encima de esta capa, ponemos los trocitos de fresa. Y encima de la fresa, ponemos lo que nos quede del queso.
  16. Para terminar, con los trozos de fresa más grandes, decoramos la tarta a nuestro gusto.
  17. Finalmente, metemos la tarta en el frigorífico durante 3 o 4 horas. Es necesario para que la mezcla del queso quede más solidificada.

Y después de estas horas, ya tendrás tu tarta de queso con fresas lista para disfrutar. ¿Qué esperas para preparar este delicioso postre?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *