La Thermomix nos ha abierto un nuevo mundo de recetas. Son tantas las ventajas que presenta la Thermomix, que podemos realizar casi cualquier plato con ella. Incluso de otros países. Por ello, hoy vamos a mostrarte cómo elaborar unas deliciosas pastas de té.

Sigue todas las instrucciones y podrás servir unas ricas pastas de té a tus amigos o familia. No se creerán que las has preparado tu mismo. Seguro que piensan que las has comprado o que has viajado a Inglaterra y las has traído de allí. Y es que, con esta receta, conseguirás unas galletitas de té auténticas. Además, son sencillísimas de preparar y no te llevará mucho tiempo.

Ingredientes para las Pastas de Té:

  • 200 gr de mantequilla
  • 100 gr de azúcar
  • 60 ml de leche 
  • 300 gr de harina 

pastas de té

Preparación de las Pastas de Té:

  1. Empezamos dejando la mantequilla a temperatura ambiente. Para que se ablande un poco.
  2. Mientras, ponemos la mariposa en la Thermomix. Una vez puesta, echamos la mantequilla y el azúcar en el recipiente. Y lo programamos durante un minuto a velocidad 3.
  3. Después, echamos la leche y programamos la Thermomix durante 30 segundas a velocidad 3.
  4. Cuando terminemos con ese programa, retiramos la mariposa de la Thermomix.
  5. Seguidamente añadimos la harina al recipiente y programamos durante un minuto a velocidad 4.
  6. Acabada esta última programación, ya tendríamos la masa de las pastas preparada.
  7. Ahora precalentamos el horno a 170º.
  8. Mientras, con la masa de las pastas, vamos a hacer la forma que queremos. Se puede hacer extendiéndola toda y marcándola con moldes. O podemos meter la masa en una manga pastelera e ir haciendo nosotros mismos las formas que deseemos. Recuerda hacer las formas sobre el papel vegetal que introduciremos con la bandeja del horno.
  9. Puedes adornar las pastas como prefieras. Si vas a utilizar almendras, azúcar humedecido, cacahuetes o guindas, debes ponerlas antes del horneado.
  10. Después horneamos las pastas durante 15 minutos.
  11. Las sacamos y dejamos que se enfríen en un lugar con buena ventilación.
  12. Y ya estarían listas. Pero si no has decorado las pastas antes del horneado, lo puedes hacer después con otros tipos de ingredientes, como chocolate fundido o azúcar glass.

Esto sería todo para disfrutar de unas auténticas pastas de té. Y aunque se conozcan como pastas de té, no necesariamente se tienen que tomar con esta bebida y a la hora que se suele tomar el té. También puedes dárselas a los niños como merienda o puedes tomarlas para el desayuno con un café. Eso lo decides tú. ¿Cuándo las vas a preparar?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *