A veces compramos demasiadas fresas, por lo apetitosas que son o porque siempre es más rentable comprar la caja de 2 kilos. Pero luego no solemos comérnoslas todas. ¿Y qué hacemos con ellas?. Pues para darle salida a esas fresas y que no se estropeen, en iRecetario vamos a enseñarte una sencilla receta de mermelada de fresa casera. Es una gran opción para conservar esta fruta y disfrutar de ella fuera de temporada.

Ingredientes de la receta de mermelada de fresa

  • 1 kilo de fresas
  • 750 gr de azúcar
  • El zumo de un limón
  • Rama de vainilla o canela (opcional)

Elaboración de la mermelada de fresa casera

  1. Comenzamos lavando el kilo de fresas. Les cortamos el tallo a cada una de ellas y las troceamos en trozos pequeñitos.
  2. Hay quien prefiere batir las fresas y luego colaralas para retirar las semillas. Pero esto es al gusto de cada persona.
  3. Colocamos los trozos de fresa en un recipiente grande.
  4. Le añadimos el zumo de limón y el azúcar. Añadir si se quiere la vanilla o la canela. Y lo mezclamos todos bien.
  5. Después lo dejamos reposar durante toda la noche y al día siguiente seguiremos con la elaboración.
  6. Una vez pasada la noche, vemos cómo las fresas han soltado su jugo y se han mezclado con los demás ingredientes.
  7. Seguimos con la elaboración colocando la mezcla en una olla grande y ponemos el fuego al máximo.
  8. Una vez que empieza a hervir, bajamos el fuego y dejamos que se siga cocinando con un fuego suave durante una media hora o hasta llegar al espesor deseado.
  9. Durante el proceso de calentar en la olla hay que remover a la mezcla a menudo. Ya que así evitaremos que se nos queme y además eliminaremos la espuma de la superficie.
  10. Después de la cocción, pasaremos la mezcla a distintos tarros de cristal. Los cuales deben estar limpios y secos.
  11. Debemos cerrar muy bien los tarros, ya que cuando tengamos todos los tarros llenos, debemos ponerlos boca abajo. Hay que dejarlos así durante otra noche en reposo.
  12. Al día siguiente les damos la vuelta y ya estará lista nuestra mermelada de fresa casera. Que podremos conservar hasta seis meses.

Consejos para la mermelada de fresa

  • Conservar en un lugar fresco y sin luz.
  • No quitar los tallos de las fresas antes de lavarlas. Ya que si lo hacemos, éstas se llenarán de agua en el lavado.
  • Durante la cocción, no tapar la olla. De esta manera podrá evaporarse el líquido y facilitará que se espese.
  • Podemos utilizar azúcar moreno, en vez de la azúcar blanca. La mermelada de fresa quedara con un color más oscuro y además será una receta más saludable.
  • La temporada de fresas comienza en marzo y termina en julio. Por lo que es conveniente aprovechar estos meses para hacer la receta.

Cómo hacer correctamente las conservas de mermelada de fresa

  1. Podemos utilizar frascos de cristal de otras conservas si están en perfecto estado. Los tarros no pueden tener grietas ni abolladuras en las tapas.
  2. Debemos limpiar bien los tarros. Es recomendable hervirlos en agua durante tres minutos.
  3. Después de esto elaboramos la receta anteriormente explicada.
  4. Los tarros se ponen boca abajo durante una noche para que el poco oxígenos que hubiera en el interior del frasco desaparezca. De esta forma haremos vacío.
  5. Después del reposo boca abajo y de asegurarnos que la mermelada ya está fría, guardamos los tarros en un lugar oscuro y fresco. Es aconsejable que el lugar donde se conserve sea además húmedo.
  6. Para saber si hemos hecho bien la conserva, cuando vayamos a consumirla y abramos el tarro, debemos escuchar el típico ruido que hacen los botes al perder el vacío.

 

La elaboración de la receta de mermelada de fresa casera dura un par de días. Pero su elaboración es muy sencilla y el resultado es delicioso. Por lo que ten paciencia, aprovecha las fresas en temporada y disfruta de esta fantástica receta.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *