Los mejores mini cheesecakes

Si creías que hay que ser un experto para preparar platos deliciosos que llamen la atención, estás un poco equivocado. Aquí te acercamos una receta de cheesecake con alcohol que puedes preparar en tan solo treinta minutos, y con la cual probar tus dotes culinarias. 

 

Pueden prepararse deliciosas recetas con todo tipo de ingredientes, eso no es nuevo. Existen muchas maneras en las que se puede sorprender a los invitados en una cena o velada, con ingredientes novedosos cuya calidad y exquisitez terminan hablando sin la necesidad de las palabras

 

En este caso, te proponemos una receta sencilla con la que poder deslumbrar a tus amigos, incorporando los productos destilados de TCM Gourmet en Casa, la tienda más completa de licores, cervezas y vinos, con productos de las mejores marcas y de excelente calidad. 

 

Cheesecake

 

La marca Jack Daniels no solo es una de las más prestigiosas dentro del sector de los destilados, sino que es también un ingrediente muy útil para recetas de postres y platos dulces, como el que vamos a enseñarte a preparar a continuación. 

 

Para este postre también puedes utilizar un destilado Bruni Collin’s, otra destacable marca que se encuentra dentro del catálogo de TCM Gourmet en Casa. Este cheesecake puede servirse en vasos de chupitos, de manera que cada invitado pueda tener su propia porción individual

 

Los ingredientes que necesitarás para poder preparar esta receta son pocos y fáciles de encontrar, así que este es un buen postre para sacarte de apuros en caso de que tengas que llevar adelante una cena en la que servir algo rico para darle a tus invitados. Para hacer una buena cantidad, los ingredientes son los siguientes:

 

  • 1 cucharada de canela
  • 2 tazas de galletas dulces 
  • 6 cucharadas de azúcar moreno
  • 6 cucharadas de mantequilla derretida
  • 500 gr de queso crema
  • 500 ml de crema de leche
  • 6 cucharadas de azúcar común
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • 120 ml de Jack Daniels’ Fire/Gin Bruni Collins

Para cubrir: 

  • 120 ml más del destilado a elección
  • crema o gelatina de frutilla

 

Ahora que sabes qué necesitas, solo hace falta saber cómo preparar esta receta. Te llevará tan solo unos pocos minutos, ya que no es complicada en absoluto. Presta atención a los pasos y en menos de una hora tendrás un excelente postre con el que agasajar a tus invitados. 

Modo de preparación

 

  1. En primer lugar, tendrás que triturar las galletas dulces hasta que queden bien molidas. Puedes alcanzar un mejor resultado si utilizas un mortero. Una vez que estén trituradas, debes mezclarlas en un recipiente, en conjunto con el azúcar moreno, la mantequilla derretida y la canela.
  2. En otro recipiente incorpora el azúcar común, el queso crema, la crema de leche, el jugo de limón y la ginebra Bruni o el Jack Daniel’s. Ambos son apropiados para esta receta y le darán al postre un sabor particular que no pasará por alto. 
  3. Utiliza la batidora para combinar bien todos los ingredientes, hasta que quede una mezcla suave. Esta mezcla se utilizará para hacer el relleno de los pequeños cheesecakes.
  4. Una vez que esta mezcla esté bien preparada, tendrás que ponerla en una bolsa de cierre hermético y cuando te hayas asegurado de que está bien cerrada, cortarás una de las puntas. Se utilizará para crear una especie de manga pastelera. 
  5. En otro recipiente debes incorporar la crema o gelatina de frutilla y los otros 120 ml de whisky o gin. Hay que revolver bien hasta que ambos ingredientes queden correctamente incorporados el uno con el otro y la consistencia se vea uniforme.
  6. Con una cuchara pequeña, toma la primera mezcla (de las galletas, el azúcar, la mantequilla y la canela) y coloca en el fondo del vaso de chupito hasta tener al menos 1 cm cubierto. Para comprimir más fácilmente la mezcla dentro de los vasos puedes ayudarte con la cuchara. Haz lo mismo en todos los vasos.
  7. Toma la bolsa de cierre hermético a la que le has cortado una punta y apriétala para agregar la segunda mezcla (de relleno) dentro de los vasos. 
  8. Una vez que todos los vasos tengan su relleno, añade la cobertura que has preparado con la última mezcla. Puedes incluir unos trocitos de frutillas arriba para terminar la presentación…¡Y listo!

 

Como puedes ver, se trata de una receta de muy fácil preparación y con pocos ingredientes. Incorporando los destilados verás que tus invitados quedan más que a gusto con un postre delicioso.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *