Cuida tu salud a través de tu alimentación

Estamos acostumbrados a comer toda clase de comidas, sin fijarnos en sus valores nutricionales y en los efectos que tienen en nuestra salud. Los procesados cada vez están más presentes en nuestro día a día. Estos alimentos hipercalóricos y llenos de grasas saturadas y azúcares son comunes en la mayoría de las casas, dejando de lado alimentos como frutas, verduras y cereales integrales. No está mal darse un capricho de vez en cuando y probar lo que más nos apetezca, sin fijarnos en  detalles, pero es importante cuidar nuestra alimentación y basarla en alimentos naturales. Lo que comemos tiene un papel primordial en nuestra salud. Una alimentación sana desde edades tempranas previene enfermedades como la diabetes, la obesidad o la hipertensión. 

Es importante empezar el día con un buen desayuno saludable. Esto ayuda a mantener el equilibrio nutricional durante todo el día, manteniendo nuestro metabolismo activo. Además, no desayunar reduce el rendimiento y la concentración, por lo que si quieres tener un día productivo no puedes dejarte atrás esta comida. Un desayuno completo incluye una fuente de hidratos de carbono de asimilación lenta, fruta, y una fuente de proteínas baja en grasa. Te proponemos yogur griego con avena y fruta ¡un desayuno rico y saludable!

Desayunar así hará que tu cuerpo no pida alimentos ultraprocesados y será más fácil tomar también a medio día una comida saludable. Hay millones de opciones para el medio día desde ensaladas para los más naturales hasta recetas más elaboradas con carnes bajas en grasa y otros alimentos. Hoy os vamos a dejar una receta ideal para todos, y que demuestra que el pollo no tiene por qué ser seco e insípido. 

Pechuga de pollo con soja, miel y limón

Pollo con salsa de miel con limón y soja - Varomeando [Manuel Apir]

Ingredientes (para dos personas): 1 pechuga de pollo, 75 ml de salsa de soja, 75 ml de miel, 15 ml de zumo de limón, pimienta negra molida y para decorar cebollino y semillas de sésamo.

Preparación: Mezclamos la salsa de soja, la miel, el zumo y la pimienta hasta hacer una marinada. Pincelamos el pollo con esta mezcla y lo envolvemos en dos capas de papel film. Calentamos abundante agua en una olla y, cuando empiece a hervir, introducimos el rollo de pechuga de pollo. Cocemos a fuego medio durante 10 minutos, apagamos el fuego, tapamos y dejamos atemperar durante media hora. Mientras tanto calentamos el sobrante de la salsa en una sartén a fuego suave hasta reducirla a la mitad y lograr una salsa espesa. Sacamos el pollo del agua y esperamos a que se enfríe para retirar el envoltorio. Lo cortamos en láminas y pincelamos todos sus lados con la salsa. Lo servimos y espolvoreamos con sésamo y cebollino.

Recomendaciones: se puede comer tanto frío como caliente. Podemos añadir de guarnición arroz integral o quinoa, dos opciones sanas y que harán del plato un plato completo, sano y equilibrado. 

Lo que bebemos durante el día también es clave en nuestros hábitos, ya sabemos que la mejor opción es beber agua, pero a veces apetece más un refresco. Debes huir de ellos, solo aportan calorías vacías  y azúcares. En su lugar te recomendamos que tomes algún té frío, con o sin leche. La kombucha es un té que ha ganado popularidad en los últimos años por todos sus beneficios, entre los que se encuentran fortalecer el sistema inmune y mejorar el funcionamiento intestinal. Además su sabor es mucho más dulce que el de otros tés. 

Recuerda que comer sano no tiene por qué ser aburrido. Hoy os hemos dejado esta receta pero hay miles para disfrutar cada día de una alimentación saludable.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *