¿A quién no le gustan las albóndigas? Habrá quien diga que no le gustan, porque no le gusta la carne o simplemente ha decidido que en su dieta no haya carne. Pues con la receta que te traemos hoy, no habrá excusas.

Vamos a enseñarte a preparar unas populares albóndigas, pero al estilo vegetariano: unas deliciosas y saludables albóndigas de espinacas y queso

Ingredientes para las Albóndigas de Espinacas y Queso:

  • 300 gr de espinacas (preferible frescas mejor que congeladas)
  • 2 huevos
  • 150 gr de queso rallado (más 50 gramos para espolvorear al servir)
  • Sal
  • Pimienta
  • Ajo en polvo
  • Nuez moscada
  • 2 cucharadas de harina
  • Leche (si se requiere)
  • Una cucharada de mantequilla

albóndigas de espinacas y queso

Elaboración de las Albóndigas de Espinacas y Queso:

  1. Comenzamos poniendo la cucharada de mantequilla en una sartén. Y le añadimos las espinacas.
  2. Cocinamos bien las espinacas. Mientras se cuecen, añadimos la sal, la pimienta el ajo y la nuez moscada. Para que las espinacas queden bien aderezadas.
  3. Una vez que las espinacas estén cocinadas, le añadimos la harina y las removemos bien. Con el agua que sueltan las espinacas, podremos comenzar a formar la salsa cremosa. Cocinamos hasta que se integren bien los ingredientes y se tueste un poco la harina.
  4.  Después retiramos del fuego la sartén y añadimos el queso rallado. Y lo removemos todo. Con el calor que aún tienen las espinacas conseguiremos una mezcla compacta. Recuerda dejar una mezcla que se pueda moldear. Si queda muy espesa, añadir leche hasta que se quede la textura deseada.
  5. Una vez tengamos la textura idónea, cogemos la mesa y formamos bolitas. Con el tamaños que cada uno desee hacer las albóndigas. Nosotros recomendamos que el tamaño no sea mayor al de un bocado.
  6. Mientras, ponemos agua a calentar en una olla.
  7. Cuando el agua esté en ebullición, sumergimos las bolitas.
  8. Cuando veamos que las bolitas salen a flote, las sacamos de la olla.
  9. Seguidamente las dejamos reposar unos minutos. Y después las espolvoreamos con pimienta.
  10. Finalmente, a la hora de servirlas, le espolvoreamos el resto de queso rallado.

Con estos sencillos pasos ya tendrías preparadas tus deliciosas y saludables albóndigas de espinacas y queso. Prepáraselas a tus amigos y sorpréndelos con este plato tan tradicional pero hecho de manera innovadora. ¿Qué esperas para prepararlas?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *